¿Cuando estamos preparados para el cambio?


Un hombre esta cómodamente sentado, paciente, no necesita cambios por lo tanto no los busca ni se fija si existe la posibilidad de un cambio.

 

Un día este hombre se para y observa el camino y a su vez observa la silla donde estaba sentado, en ese momento pueden suceder dos cosas.

 

Fijar el camino y comenzar a recorrerlo o volver a centrase; esto dependerá de su “necesidad”.

 

Pero es muy posible que después de ese momento de decisión, ante la alternativa de volver a sentarse, haya un cambio.
Que la silla no este mas y si en cambio un sillón de espinas.

 

La elección es de cada uno, el tiempo ya esta limitado.

 

Dario Tursarkisian
Fundador de La Universidad del Alma
Investigador histórico – científico – espiritual
Instructor metafísica universal