La vida de los muchos y la vida de los pocos


La vida de los muchos se centra en tratar de ser de los pocos.
La vida de los pocos se centra en tratar de ser parte del UNO.
Confuccio

Uno normalmente podría pensar que los muchos en comparación con los pocos, podrían ser según la época y lugar: la masa esclava y pobre, los ignorantes o no capacitados, o el pueblo en general con respecto a sus gobernantes, reyes, ricos, o cualquier forma de posición o poder sobre otro.

Por lo tanto, entenderíamos que, si los pocos son por ejemplo los ricos, los muchos centran su vida para llegar a esa posición.

Pero en cambio, ¿donde centran la vida los pocos? – dice en ser parte del UNO.
¿Quien o que sería el UNO?

Más allá de cualquier religión o creencia y pudiendo despersonalizar los nombres dados en diferentes épocas y lugares a cualquier forma de Divinidad, podríamos considerar que la unidad de donde sale y alimenta todo, sería lo comúnmente llamado Dios o sea el UNO.

Si profundizamos esto entenderíamos que los que tratan de ser parte del UNO, no serían los ricos o cualquier forma de poder sobre el otro.

En cambio los pocos serían los que están intentando conocerse profundamente y religarse a la fuente única como una Consciencia Cósmica Universal.

De esta forma, ahora entendemos que los muchos son tanto los pobres, o pueblo en general como también los ricos o gobernantes, los cuales centran la vida en lo mismo, los primeros intentan llegar a una posición económica o social creyendo que esta es la meta final o la cúspide de la escalada,tomando como referencia a los segundos y estos los segundos, no muy diferente de los primeros, pues también ponen como punto mas elevado alguna meta relativa a su evaluación.

Por lo tanto, ambos no llegan a reconocer, que el punto sobresaliente para llegar a ser parte de los pocos, es trabajar para ser parte del UNO.

 

Dario Tursarkisian
Fundador de La Universidad del Alma
Investigador histórico – científico – espiritual
Instructor metafísica universal